sport_exterieur_dehors_marche_newfeel

Andar al aire libre: 6 buenos motivos para hacerlo

(12)
Escribir un comentario

La marcha deportiva es una actividad que se puede practicar a cualquier hora, en el interior o al aire libre. Andar en el gimnasio puede ser tentador si las condiciones meteorológicas no son las mejores... Pero debes admitir que andar al aire libre, en un parque o junto al mar, siempre inspira más y es más relajante. 

La marcha deportiva es mejor al aire libre: ¡Por 6 buenas razones!

1 – Andar al aire libre: un momento de desconexión total

Está científicamente probado, practicar deporte al aire libre genera pensamientos positivos y reduce los efectos negativos del estrés en el organismo.

¡Sal al aire libre! Primero déjate llevar para comprobar los efectos relajantes de reconectar con la naturaleza que te rodea: observa, escucha, huele… En una palabra: ¡relájate!

¿Cuándo es mejor? Anda a primera hora para despertar tu energía física y mental, antes de empezar la jornada.

2 – Andar al aire libre: una buena entrada de oxígeno

Cuando practicas al aire libre, renuevas el aire y mejoras la oxigenación global del cuerpo.

Así aprendes a respirar bien y con el transcurso del tiempo mejoras la capacidad respiratoria.

3 – Regálate una sesión de marcha deportiva al sol: una cápsula de vitamina D

Andar al aire libre también te permite aprovechar las ventajas de la luz natural y todo lo que le aporta al cuerpo.

Tu cuerpo necesita una dosis de vitamina D, tanto si hace buen tiempo como si no. La vitamina D, también conocida como «vitamina del sol», potencia el sistema cardiovascular y refuerza los huesos. ¡Una auténtica sesión de luminoterapia natural!

4 – Caminar rápidamente al aire libre: buen humor asegurado

Durante la sesión de marcha deportiva, cuando estás en pleno esfuerzo, tu cuerpo segrega de forma natural endorfinas, las famosas «hormonas de la felicidad».

También produce serotonina, la hormona del placer, cuya producción aumenta con el efecto del sol, ¡llegarás al cénit de tu forma!

5 – Andar por un terreno accidentado: garantía de trabajo muscular reforzado

A diferencia de un gimnasio, la naturaleza te ofrece un terreno cambiante con múltiples relieves. Aprovecha las irregularidades, subidas y bajadas para practicar con diferentes intensidades de esfuerzo.

¡Reafirma las nalgas y los músculos de las piernas!

6 – Explora un nuevo rincón natural: ¡olvídate de la rutina!

Finalmente, cambiar habitualmente de entorno (parque, bosque, lago, etc.) evita caer en una rutina desmotivadora. Si siempre pasas por los mismos caminos o practicas en una cinta de correr, disminuirán tus ganas de practicar deporte. ¡Es normal!

Si encadenas las sesiones de marcha deportiva al aire libre, alimentarás tu motivación y aumentarás la duración de tu práctica todo el año.

Y en tu caso, ¿cuáles son los motivos por los que haces marcha deportiva al aire libre? 

 

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
Escribir una opinión
Planes de entrenamiento
(9)
HAUT DE PAGE