marche-nordique-debutant-newfeel

Los 5 errores del practicante de marcha nórdica principiante: ¿cómo evitarlos?

(7)
Escribir un comentario

¿Quieres iniciarte en la marcha nórdica o acabas de empezar? Para ayudarte en tu aprendizaje, te damos todos los consejos de marcha nórdica para progresar rápidamente. ¡Cuando termines este artículo, solo tendrás que coger los bastones y salir a andar!

1 - Elegir los bastones de marcha nórdica demasiado grandes o demasiado pequeños

Para que tu movimiento de marcha nórdica sea correcto, el tamaño de los bastones es determinante. Con unos bastones de tu talla, podrás propulsarte correctamente hacia adelante y hacer que tus músculos trabajen eficazmente, además de realizar el movimiento completo alargando el brazo al máximo hacia atrás.

Si los bastones son demasiado grades, te costará propulsarte. Si son demasiado pequeños, el movimiento no será lo suficientemente amplio.

2 - Andar de forma no natural

En las sesiones de marcha nórdica, debes andar lo más naturalmente posible: el pie que toca el suelo es el opuesto a la mano que planta y propulsa el bastón. Los bastones simplemente acentúan el movimiento de los brazos. El error más habitual en los principiantes es pensar demasiado en los bastones y acabar andando adelantando el brazo y el pie del mismo lado.

Para corregir este movimiento incorrecto, detente y vuelve a andar arrastrando los bastones detrás de ti, agarrándolos por las correas. Cuando sientas que reanudas el paso natural, vuelve a coger los bastones y sigue tu andar al ritmo de tus pasos.

3 - Plantar los bastones delante o detrás de los pasos

Para que el movimiento sea eficaz, debes plantar los bastones de marcha nórdica en el lugar correcto: entre los dos pies. De este modo, la inclinación de los bastones es suficiente para propulsarte hacia adelante y los músculos trabajan correctamente, pudiendo realizar el movimiento completo.

Si plantas los bastones demasiado hacia adelante, su impulso será difícil y sobrecargarás las articulaciones hasta provocarte una lesión. Y al revés, si los plantas demasiado hacia atrás, será difícil impulsarte al máximo y tonificar eficazmente la parte superior del cuerpo.

4 - Mantener siempre los bastones de marcha nórdica en mano

Si quieres aprovechar las sesiones de marcha nórdica para tonificar y trabajar tu cardio, el movimiento debe ser completo: sujeta firmemente el bastón con la mano en el momento de plantarlo en el suelo y suéltalo cuando pases por la cadera para extender el brazo hacia atrás.

Si sujetas el bastón durante todo el movimiento, te molestará al mover el brazo hacia atrás.

¡No sufras! Los bastones de marcha nórdica están equipados con correas de muñeca para que puedas soltarlos, realizar el movimiento completo y no perderlos por el camino.

5 - Salir a andar con unas zapatillas cualquiera

En marcha nórdica, los pies tienen unas necesidades específicas. ¡El confort y la satisfacción que experimentarás están directamente relacionados con tus zapatillas!

En marcha nórdica, sueles pasar por terrenos resbaladizos y húmedos. Por este motivo necesitas unas zapatillas con la máxima adherencia y flexibilidad, para garantizar el desarrollo correcto del pie y garantizar el confort.

Olvídate de las zapatillas de running, ¡lo mejor son las zapatillas concebidas específicamente para la marcha nórdica!

¡Ahora, ya no te puedes equivocar! Ya lo sabes todo para iniciarte correctamente en la marcha nórdica y progresar. ¡Coge tus bastones y disfruta al máximo en la próxima salida!

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
Escribir una opinión
HAUT DE PAGE