Marcha deportiva

Todos los beneficios de la marcha deportiva para la salud, nuestros programas de entrenamiento y las técnicas de marcha deportiva, marcha activa y marcha rápida

69 consejos
Pages

La marcha deportiva, una actividad suave y de fondo, hace trabajar a muchos músculos, especialmente el corazón. Si practicas regularmente la marcha activa, deportiva o rápida, mejorarás tu salud y reforzarás tu corazón. Con ello prevendrás enfermedades cardiovasculares, que son la primera causa de mortalidad en Francia.

Los ejercicios de estiramiento, al igual que realizar un movimiento correcto con los pies y los brazos, son imprescindibles para una sesión completa de marcha rápida. El objetivo es flexibilizar los músculos, haciendo que les llegue sangre nueva. Estos ejercicios te permitirán aumentar la flexibilidad y evitar los calambres y las lesiones (desgarros y elongaciones).

Tras el calentamiento o al finalizar la sesión, estos ejercicios de estiramiento aportarán grandes beneficios a los músculos de los hombros, la espalda y el cuello. ¡E incluso también se pueden hacer a diario para eliminar las tensiones producidas por el estrés!

Cuando se empieza a practicar marcha deportiva, mucha gente siente un dolor en la parte delantera de las piernas. Este dolor se sitúa a la altura de la tibia e indica que hay una inflamación en un músculo que se trabaja mucho en las sesiones de marcha: el tibial anterior. ¡No pasa nada!

Respirar y caminar: estos dos movimientos son tan naturales que los haces de forma inconsciente. Sin embargo, igual que has aprendido a caminar correctamente para practicar la marcha deportiva, debes saber que también tienes que aprender a respirar correctamente.

mouvement_bras_marche_sportive

¡En la marcha rápida no solo las piernas te hacen avanzar! Los brazos son también unos valiosos aliados para tu progresión y te ayudan a repartir el esfuerzo entre todo el cuerpo. ¡Descubre cómo aprovecharlos para dar ritmo a tu pisada, aumentar la velocidad de la marcha y estilizar tu silueta!

Cuando te inicias en la marcha rápida, prestas atención al buen desarrollo del pie, el equilibrio de los brazos y a mantener un buen ritmo de respiración... Pero ¿has prestado atención a la posición de tu espalda? La marcha deportiva es una buena práctica para reforzar los músculos de la espalda y olvidarte para siempre de los dolores dorsales… Aquí te explicamos por qué… ¡y cómo!

¿Buscas nuevas sensaciones en la marcha deportiva y estás decidido a acelerar? Descubre con el atleta Emmanuel Lassalle las técnicas para mejorar la marcha deportiva y pasar a una velocidad superior. ¡Da ritmo a tus salidas!

Como cualquier otra actividad deportiva, la marcha deportiva hace que la temperatura de tu cuerpo aumente.La sudoración actúa como regulador natural, pero:este exceso de agua y de sal en las zapatillas de marcha deportiva a menudo es sinónimo de incomodidad, ampollas o malos olores.Aquí tienes nuestras soluciones prácticas y nuestros trucos para que puedas sacarte las zapatillas... ¡sin encontrar sorpresas desagradables!

HAUT DE PAGE