newfeel_marche_active

¿Por qué practicar marcha activa?

Caminar es el movimiento más simple y natural que se puede realizar. ¿Has decidido aprovechar este movimiento sencillo para transformar tus caminatas y mejorar tu forma física? ¡Te explicamos cómo utilizar conscientemente cada uno de tus pasos y hacer deporte con la marcha activa!

¿Qué es un ritmo activo?

Adoptar un ritmo activo es la manera más eficaz de aprovechar todos los beneficios de la marcha: adelgazar y relajarse. ¿Creías que la única manera de cambiar de costumbres y de ponerte en forma era lanzarte a un programa de deporte intensivo? La marcha activa, si se practica a un ritmo ligeramente más rápido que la velocidad natural, a unos 5 km/h más o menos, es el deporte más fácil de practicar... ¡siempre que aprendas algunas técnicas!

Dale vigor a tu marcha: despliega bien los pies

Para quemar calorías y relajarte con la marcha activa, hay que aprender a caminar mejor. De este modo, ¡cada día se va a convertir en una verdadera jornada deportiva!

Muchas veces, la gente que camina mal ha adoptado la mala costumbre de apoyar el pie directamente plano en el suelo. El pie se compone de 26 huesos, 16 articulaciones y 107 ligamentos y, sin embargo, es capaz de efectuar un movimiento extremadamente fluido: el desarrollo de la pisada.

Para mejorar tu marcha, el desarrollo de la pisada se efectúa en tres fases: al apoyar el talón en el suelo, trata de desplegar por completo el pie hasta propulsarte hacia delante gracias a los dedos. Rápidamente, vas a ganar en flexibilidad y caminarás mejor: ¡serás un marchador activo!

No te avergüences de mover los brazos para tonificarte

Para caminar bien también hay que mover los brazos. No tengas miedo del balanceo natural de los brazos cuando caminas activamente.

De manera relajada, con los hombros sueltos, gracias a este balanceo mejorarás el equilibrio y, sobre todo, harás trabajar los músculos de la parte superior del cuerpo y más en concreto los músculos abdominales oblicuos, situados en la parte lateral del cuerpo. Después de varias sesiones, te sentirás muy bien y sentirás que tu cuerpo se tonifica.

Siéntete orgulloso de ti mismo, mantente recto: enseguida te vas a dar cuenta de que la marcha activa hace que todo el cuerpo se mueva y desarrolla la resistencia, desde los hombros hasta los dedos de los pies.

  • Importante: tómate un tiempo para asimilar bien el movimiento del pie y en un primer momento deja tus objetivos a un lado, para que el ejercicio sea placentero y no te desmotives. Con un poco de paciencia, no tardarás en comprobar todos los beneficios que este deporte de resistencia tiene para el cuerpo, ¡sin traumatizarlo! 

Planes de entrenamiento
Calzado
newfeel_chaussures_marche_sportive

La marcha deportiva es un deporte sencillo y eficaz, que requiere poco equipamiento: solo se necesita un buen par de zapatillas para sacar el máximo provecho de las propias capacidades y disfrutar caminando. Sigue nuestra guía para elegir correctamente tus zapatillas de marcha deportiva.

HAUT DE PAGE